Entrada
Salida
Personas
2

CATEDRAL

Catedral de Mallorca


Si vas a visitar la isla de Mallorca y vas a estar en su capital, hay algunos lugares de la ciudad que no te puedes perder, entre ellos su centro histórico y la imponente catedral que preside la antigua muralla que rodea el casco ...

Más info
GALERÍA

CATEDRAL

Catedral de Mallorca


Si vas a visitar la isla de Mallorca y vas a estar en su capital, hay algunos lugares de la ciudad que no te puedes perder, entre ellos su centro histórico y la imponente catedral que preside la antigua muralla que rodea el casco antiguo. La Catedral de Mallorca es uno de los templos góticos más impresionantes y admirados del mundo y uno de los lugares más emblemáticos de la isla, por lo que es una visita imprescindible durante tu estancia en Palma de Mallorca.


Aunque a la Catedral de Mallorca se la conoce popularmente como “La Seu”, el nombre oficial del monumento es Catedral-Basílica de Santa María de Mallorca. Se comenzó a construir hace casi 800 años, después de que la Corona de Aragón conquistara la isla. Según las leyendas, el Rey Jaime I, durante un fuerte temporal en ultramar en el que estuvo a punto de ahogarse, prometió a Santa María construirle una catedral en su honor si esta le salvaba de la muerte. Al llegar sano y salvo a la isla, el rey mandó construir la catedral a modo de veneración a Santa María por ayudarle a sobrevivir al naufragio.


La Seu está situada sobre las murallas que envuelven el casco antiguo de Palma, frente al Mar Mediterráneo, en un paisaje idílico. La Catedral de Mallorca además cuenta con el rosetón de mayores dimensiones entre las catedrales góticas europeas. Este rosetón de 13 metros de diámetro, conocido como el ojo del gótico y formado por más de 1.200 cristales es de una belleza inigualable.


El interior de la Catedral de Mallorca también es de una belleza incalculable. Una de las intervenciones más destacadas en la catedral fue la de Antoni Gaudí, que durante 10 años se encargó de remodelarla y reformarla. También el famosísimo pintor Miquel Barceló intervino en la decoración de la capilla, ya en la actualidad. Barceló pintó un mural de dimensiones espectaculares en la Capilla del Santísimo, una de las tres capillas que se encuentran dentro de la Catedral, inspirado en el evangelio de los panes y los peces. Por la riqueza cultural del monumento en sus orígenes y las remodelaciones e intervenciones que ha sufrido por parte de artistas célebres, la Catedral de Mallorca es considerada un Monumento Histórico-Artístico.